ELIMINA  las varices pequeñas, superficiales y arañas vasculares.

El aspecto estético de las piernas preocupa a muchas personas, la aparición de las varices se convierte en un gran problema de salud, incidiendo en la calidad de vida.

Las  varices de pequeño (arañas vasculares o telangiectasias) y mediano tamaño (varices reticulares) son dilataciones visibles de los vasos superficiales de la piel, que se manifiestan externamente como pequeños capilares de color y forma variable: rojas, violáceas o azuladas, lineales o arborescentes, pálidas o intensas, aisladas o aglutinadas.

Se  localizan fundamentalmente en los miembros inferiores: muslos, pantorrillas, tobillos y también en los pies y  afectan mayoritariamente a la las mujeres.

 

Casi siempre hay antecedentes familiares de la misma afección, y actividades laborales que requieren permanecer muchas horas de pie agrava el problema.

En las personas que las padecen, es característico observar, que al inicio del día son poco notables ya que durante el descanso en posición horizontal, la sangre circula y no se retiene en las venas de las piernas. A medida que transcurre el día y con las actividades habituales se hacen más visibles, acompañadas de síntomas tales como hinchazón, sensación de hormigueo y aún dolor. Estos síntomas son mayores si además, la persona tiene sobrepeso.

 

¿Qué es la escleroterapia y en que consiste?

La escleroterapia constituye uno de los principales tratamientos médicos con visión estética para las arañas vasculares, varices pequeñas y superficiales.

Es un procedimiento ambulatorio, (es decir que no requiere de intervención clínica), sin reposo, no deja cicatrices  y que en manos expertas da excelentes resultados: duraderos y rápidamente visibles.

La técnica consiste en inyectar dentro de la vena a tratar una solución esclerosante estéril, que tiene como función sellar, colapsar o “secar” los conductos venosos dilatados, provocando, su reabsorción y paulatina desaparición, no siendo ya visible en la superficie de la piel.

Como se trata de venas superficiales el flujo y circulación adecuada de la sangre está asegurado por las venas profundas que llevan en forma normal el 90% de la sangre de las piernas, pudiendo a transportar sin problemas el 100% de ésta.

 

¿Qué resultados ofrece?

  • Elimina la presencia de arañas vasculares, varices pequeñas y superficiales.
  • Evita que se hagan muy evidentes.
  • Mejora estética de la apariencia de las piernas.
  • Disminuye de los síntomas que muchos pacientes refieren tales como dolor, sensación de quemazón, hinchazón y calambres.

Evolución.

Los primeros dos días se puede enrojecer la zona tratada y pueden aparecer algunos hematomas.

Esta molestia va remitiendo en la primera semana,  a medida que el tratamiento va haciendo efecto.

A los siete días, aproximadamente,  ya el paciente puede ver los resultados.

Una vez infiltradas con este tratamiento, las venas afectadas se van secando hasta convertirse en tejido cicatrizado, y desaparecen.

 

Preguntas frecuentes.

¿Es necesaria anestesia?
No. Dado que las sesiones se realizan con una aguja muy fina, son prácticamente indoloras, en algunos casos puede ocurrir un leve malestar, Cuando vengas a tu sesión ten una actitud tranquila, relajada, eso ayuda mucho a que las molestias sean menores.

 

Duración

Las sesiones duran cerca de 30 a 60 minutos y dependen de las características específicas de cada paciente: número de vasos afectados, el calibre de los mismos…

¿Cuántas sesiones serán necesarias?

El número de sesiones es variable y está sujeto a la respuesta individual al tratamiento y al nivel de perfección estética que se quiera obtener.

Normalmente se hace 1 sesión mensual.

¿Se puede tomar el sol? 

Está contraindicado tomar el sol mientras se esté en tratamiento y mientras queden manchas o restos de pigmentos hemáticos en las zonas esclerosadas.

Cuando es inevitable la exposición solar por cuestiones laborables se recomienda el uso de protección solar (FPS) 50+.

 

¿Cúal es la mejor época para hacérselo?

La época del año recomendada es en otoño / invierno y  primavera (solo si se piensa tomar el sol en verano ).

Sí aún quedasen restos pigmentarios, habría que posponer la toma de sol. En verano está totalmente desaconsejado ell procedimiento.

 

¿Tengo que tomar alguna precaución después?

Al acabar la sesión se recomienda el uso de medias de compresión ( de 22 a 29 mm de Hg) durante unos días ya que mejorar la eficacia del tratamiento.

También es conveniente en las siguientes 48 horas evitar baños calientes, saunas y el ejercicio físico brusco.

Por lo demás, tras la sesión de escleroterapia el paciente puede regresar a sus actividades cotidianas (incluyendo conducir) y hacer una vida absolutamente normal ya que no genera incapacidad laboral.


¿Tendré algún efecto secundario? 

Durante la recuperación después del tratamiento puede aparecer algún hematoma y marcas oscuras en la zona tratada que desaparecen progresivamente.

 

¿Cuánto duran los efectos?

Las varices que se tratan no vuelven a aparecer. Sin embargo, recordemos que existen diferentes factores de riesgo: herencia familiar, sobrepeso u obesidad, uso de medicamentos tales como los hormonales; inclusive, en ocasiones, ciertas actividades físicas que requieren largos periodos en posición de pie, favorecen la aparición de nuevas varices que pueden tratarse de la misma forma.

Se recomienda una revisión anual tras el tratamiento…dado el carácter crónico de esta patología.

¿Con qué otros tratamientos se pueden combinar?

Presoterapia y drenajes linfáticos (Método Vodder) previos a las sesiones de escleroterapia.
Después pasadas 2-3 semanas se pueden retomar con normalidad.

 

RECOMENDACIONES SALUDABLES.

  1. Usar zapatos cómodos. Evitar los tacones altos o demasiado planos (el tacón debe tener de 3 a 4 centímetros)
  2. Evitar la ropa ajustada, esta  tiene que ser amplia, suave y ventilada. Las fajas, las ligas y las medias con ligas fuertes son perjudiciales.
  3. Evitar la permanencia prolongada en una misma posición, realizar varias y breves interrupciones en las actividades habituales, caminando durante algunos minutos.
  4. Mantener una dieta equilibrada, pobre en calorías y rica en fibras.
  5. Ingerir mucha agua.
  6. Realizar masajes, con las piernas en alto, desde el tobillo hasta la rodilla.
  7. Controlar el peso (personas con obesidad tienen un 50% más de posibilidades de desarrollar la aparición de las várices  y complicaciones de las mismas).
  8. Evitar las fuentes de calor excesivo: un clima demasiado caluroso no es favorable, así como también los baños termales con temperaturas mayores a 28 °C, o la natación en aguas muy frías.
  9. Dormir con los pies ligeramente elevados: inclinar la cama o colocar almohadas debajo de la sabana a nivel de los pies.
  10. Utilizar vendas elásticas compresivas indicadas para el tratamiento de las várices.
  11. Se debe corregir las afecciones óseas y articulares de los pies y piernas hasta las caderas, ya que todas ellas repercuten sobre la circulación de retorno.
  12. Practicar ejercicio físico de manera regular (evitar deportes bruscos).

 

Resultados antes y después*

*Los resultados pueden variar dependiendo del paciente.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Copyright @ 2018, BELIA CLINIC Medicina Estética, Centro Médico Especializado; autorizado por la Junta de Castilla y León, nº 09-C2590-0029